Coberturas

Las tetas nos pertenecen.

 

En contra de la hegemonía de "la belleza ideal”.

En contra de los cuerpos valorizados únicamente cuando son para consumo.

Reapropiándonos del deseo de sabernos diferentes, únicas y hermosas.
Tetas caídas, grandes, separadas, hechas, naturales, llenas de leche o llenas de furia. 
Redondas, alargadas, pequeñas, turgentes, medianas, viejas, jóvenes

 

NUESTRAS!
#Tetazo

 


 


La violencia es en parte miedo y en parte un modo de control sobre los cuerpos que desafían al poder.
Los cuerpos desobedientes se manifiestan de muchos modos posibles. Lo amoroso, por ejemplo, que se resiste a desaparecer frente a esa violencia.
¿Cómo emerge lo amoroso en todo ese lío?...
Bienvenidxs al feminismo!






« volver
MANIFIESTA Cooperativa de Comunicación Feminista - contacto@manifiesta.com.ar
by multisitios.net
x